Fijador cuero y removedor de manchas de agua, 100ml / 3.38fl oz

    Tiempo de entrega:5-7 Días
Agregar al carrito
  • Descripción

Fija los colores antes de lavar ropa de cuero o mezcla cuero-textil y remueve las manchas de agua.

- Hecho en Alemania
- Elimina manchas de agua en piel anilina
- Se puede utilizar en piel anilina en muebles, bolsos, chaquetas y asientos de coche
- Las manchas causadas por otros derrames (té, café, vino, etc.) en piel de anilina no se pueden eliminar por completo pero mostrarán una mejora significativa
- Después del tratamiento, recomendamos la aplicación de un producto de cuidado adecuado de nuestra gama para hacer el cuero impermeable y proteger de manchas futuras

La principal aplicación del Fijador cuero LEDER FEIN es la de fijar el color en la ropa durante el lavado. Pero también se puede utilizar para quitar las marcas de agua y manchas de los bordes en pieles naturales y anilina.

Para lavar ropa de cuero, combinaciones de varios colores de piel o cueros claros, textiles o mezcla con revestimiento brillante. Es caso de tales combinaciones de materiales, utilizar siempre el Fijador cuero LEDER FEIN.

En los casos de mezclas de textiles y de cuero/piel de color claro, negro, rojo, azul marrón y verde, debe procederse siempre a un tratamiento de fijación previo.

Efecto: Conserva los taninos, el color y la grasa de la piel. Impide que los componentes químicos del cuero se disuelvan durante el lavado. Es conveniente utilizarlo previamente al lavado.

No lavar en lavadora, usar un balde o una bañera si la prenda es grande.
Media botella en aproximadamente entre 5 y 10 litros de agua tibia (máx. 30ºC) para pantalones, cazadoras, chaquetas, faldas..
Una botella: Mono de moto.
Dejar en remojo durante al menos 60 minutos.
Revolver de cuando en cuando y escurrir.
Meter la prensa en la lavadora sin aclarar.

Advertencia: Atenerse a las instrucciones de uso.
Atención: El producto contiene ácidos ligeros y volátiles de naturaleza orgánica.
Utilizar guantes protectores y evitar el contacto directo con la piel.
Lavar las salpicaduras sobre la piel o en los ojos con agua abundante.
Mantener fuera del alcance de los niños.